ir a uestatales.cl

Vinculación con el Medio

En Chile, los cambios demográficos, sociales, económicos y culturales experimentados en las últimas tres décadas, han causado el envejecimiento de la población.

Según resultados de la última Encuesta de Caracterización Socioeconómica Nacional (CASEN, 2017), 3.439.599 personas tienen sobre 60 años (19% del total de la población) y se espera que al 2040, sobre el 20% de la población supere los 60 años y 6% alcance los 80 años.

Esta mayor longevidad se acompaña en muchos casos de una alta prevalencia de enfermedades crónicas degenerativas con comorbilidades de 2 o más, alta prevalencia de fragilidad (13,2%), dependencia en cualquier grado (38%), necesidad de cuidados a largo plazo y elevados costos en salud. Por otra parte, una serie de determinantes ambientales (actividad física, alimentación, entre otros) y socio-demográficos (pobreza, nivel educacional, entre otros) influyen en la forma de envejecer y en la vulnerabilidad de las personas mayores, aumentando el riesgo de enfermedad y muerte.

Esta realidad exige acciones concretas, que permitan lograr un envejecimiento saludable de la población, satisfaciendo sus necesidades básicas como el acceso a la salud, la seguridad económica y la participación social, a través de políticas públicas pertinentes.

En Chile se han implementado diversos programas dirigidos a los adultos mayores (Fonasa, Ges, +Ama, Efam, Empam, Pacam, cuidados a largo plazo, fomento a la participación social, Política Integral de Envejecimiento Positivo, entre otras) que han logrado responder a las necesidades sentidas de la personas mayores; sin embargo, algunos aún presentan debilidades, como su baja cobertura y evaluación de resultados, quedando brechas a resolver, especialmente en términos de salud, economía y trabajo, así como la evaluación de los programas y su impacto.

La salud es el principal determinante de la calidad de vida de las personas mayores. Teniendo en cuenta el contexto mundial, recientemente la Organización de las Naciones Unidas (ONU) ha declarado la “Década del Envejecimiento Saludable, 2021-2030”.

El abordaje de la compleja problemática del envejecimiento debe involucrar una mirada interdisciplinaria y multifactorial, ya que es un proceso que abarca todo el curso de vida e involucra múltiples dimensiones.

En este sentido, las universidades del Estado de Chile, que cuentan con recursos humanos calificados e infraestructura de investigación en diferentes áreas del saber, asumen la responsabilidad y compromiso de participar activamente en el estudio del proceso de envejecimiento, en sus diferentes ámbitos, para generar conocimiento básico y aplicado que contribuya a mejorar la calidad de vida de las personas mayores.